Diputación y Ayuntamiento de Vejer de la Frontera han acordado mantener los empleos de los quince trabajadores del Hotel Convento de San Francisco, de propiedad municipal y perteneciente a la disuelta cadena de hoteles Tugasa (Turismo Gaditano SA) a finales de 2015, una vez conocida la intención municipal de
instalar en el edificio del hotel la nueva sede del Consistorio.

El Ayuntamiento de Vejer se ha comprometido a asumir a diez de los trabajadores, actualmente vinculados a la cafetería del establecimiento, que permanecería abierta en tanto que la nueva empresa pública que se cree asumiría a los cinco empleados restantes, que prestan sus servicios en otras áreas.

La actual Tugasa dejará de gestionar el Hotel Convento de San Francisco a comienzos del próximo enero, tras cumplir con las estancias comprometidas en Navidad y fin de año.

Así, la ‘nueva Tugasa’ nacería con un máximo de 8 hoteles.

La presidenta de la Diputación, Irene García, trasladó en septiembre de 2015 a los alcaldes de los municipios que cuentan con hoteles de la sociedad pública y a los representantes de la plantilla la decisión del gobierno provincial de “garantizar la viabilidad de estos establecimientos y el mantenimiento de sus puestos de trabajo”.

Al objeto de dar a conocer los planes del equipo de gobierno vejeriego, José Ortiz mantuvo una reunión informativa con representantes de asociaciones y colectivos del municipio en la que escuchó las opiniones acerca del proyecto de ciudad planteado que engloba la unificación del Ayuntamiento, la construcción de una nueva residencia de mayores y un nuevo hotel.

Tras escuchar las opiniones, según señaló Ortiz, “se ha establecido un planteamiento de ejecución marcando prioridades: primero, nueva residencia; segundo, adecuar la actual residencia para hotel y tercero, unificar el Ayuntamiento”.

REACCIONES “No rotundo” de los socialistas al proyecto

Tras conocer las intenciones del gobierno municipal, el PSOE mantuvo una reunión con el colectivo de trabajadores del hotel, al que expresó su “total apoyo y respaldo en favor del mantenimiento de los puestos de trabajo, algunos con más de 20 años de antigüedad”.

El PSOE les trasladó su “no rotundo al cierre, entendiendo que el hotel ha contribuido al desarrollo turístico de Vejer y a la económica local, además de crear empleo”, rechazando “los caprichos de algunos”. “Trabajaremos para que Ortiz recule y no cometa tan enorme barbaridad con el hotel más señero de Vejer”, concluyeron los socialistas.

No hay comentarios

Dejar respuesta