“Podemos avanzar en la puesta en marcha de servicios que supongan una mayor eficacia y un notable ahorro para todos”

El próximo día 6, en el salón de plenos del Ayuntamiento de Medina Sidonia, la Mancomunidad de Municipios de La Janda está llamada a abrir una nueva etapa. Su constitución tras las Municipales y la elección de su presidente/a rubricarán el prólogo de un periodo en el que el ente mancomunado, que no atraviesa sus mejores momentos, está obligado a decidir qué quiere ser. Una aventura para la que, en favor del interés de la comarca y de sus ciudadanos, precisa de la participación, compromiso y solidaridad de todos y cada uno de sus ayuntamientos.

Una aventura que, de nuevo, podría capitanear la candidata socialista, Lucía Torrejón.

Lucía Torrejón

Una vez más vuelve a estar en la línea de salida para capitanear un barco que, precisamente, no navega con viento a favor. ¿Qué le mueve a esta nueva aventura viendo lo complicado de la situación?
Evidentemente, la Mancomunidad no atraviesa uno de sus mejores momentos. Por un lado, en lo económico la situación no es la más favorable y, por otro, porque, a día de hoy, no existe un apoyo unánime por parte de los ayuntamientos.

No obstante, yo, al igual que mi partido, soy de las que ve muchas ventajas en contar con una institución como la Mancomunidad. Un ente que, entre otras cosas, ya ha demostrado ser una herramienta válida tanto para la creación de empleo como para avanzar en proyectos, planes e infraestructuras del interés del conjunto de los municipios. Líneas en las que podemos seguir avanzando.

Habla usted de cuentas complicadas, ¿de qué cifras hablamos?
En la actualidad, la Mancomunidad mantiene una deuda de 1,3 millones de euros con Fomento, pero no es menos cierto que la Junta de Andalucía nos adeuda 500.000 euros, los ayuntamientos 1 millón y Diputación 40.000, por lo que, si se ponen estas cifras sobre la mesa, es superior lo que nos deben a lo que debemos.

No obstante, se antoja complicado hacer efectivos a corto plazo esos ingresos, sobre todo, por parte de los ayuntamientos.
Bueno, en lo que se refiere a Diputación creo que el nuevo gobierno lo va a hacer efectivo en breve y confío en que por parte de la administración andaluza también se den los pasos precisos. Dicho esto, es cierto que en el caso de los ayuntamientos el cobro se antoja más complicado.

De este modo, de cara a garantizar el pago de las cuotas a la Mancomunidad, creemos que la mejor fórmula pasa porque dichos pagos se garanticen con cargo a lo recaudado por el Servicio Provincial de Recaudación de forma directa. Una propuesta que, obviamente, deberán refrendar las distintas corporaciones.

¿En qué cree usted que se debe centrar la acción de la Mancomunidad?
Yo creo que el mejor ejemplo es la Mancomunidad de la Sierra de Cádiz que, gracias a un planteamiento común de servicios como la recogida de residuos o del agua, está generando un notable ahorro a los municipios y, por tanto, a los ciudadanos. Este es un ejemplo de que, pese a lo que algunos niegan, lo público funciona y, además, se puede extrapolar a la gestión de servicios como las propias guarderías, etc. Se trata de sumar esfuerzos en favor del interés común y de hacer comarca desde una institución que, de ser elegida, dirigiré con transparencia, diálogo y en beneficio de todos. Alejada de esos males llamados partidismo y politización que tanto daño nos han hecho.

¿Cree usted que, aunque obviamente haya quien no apoye su candidatura, sí forme parte del proyecto?
Bueno, a lo largo de todo este tiempo, aunque no en junta general, he tenido la oportunidad de reunirme con los alcaldes y, en estos momentos, hay un municipio que no está por la continuidad, Vejer.

¿Considera que falta esa necesaria concienciación de comarca para que una institución como la Mancomunidad siga adelante?
En un tiempo la hubo por parte de todos los ayuntamientos, pero a día de hoy no, sobre todo debido a los diferentes intereses partidistas que han ido aflorando.

No hay comentarios

Dejar respuesta